sin ciencia no hay futuro

Poemas de Nadia Mondragón

Publicado: 2020-06-21



                                                           De: Hojas que no caen




hojas que no caen

detenida la tarde

                                     -no se detiene nunca-

ecos de lluvia

movimientos

                                    - movimientos -

ramas como ramas

el papel y la tinta

                               lejos del papel









en un pueblo situado en la ruta de la seda

(en los confines del Turquestán chino)

había numerosos monasterios budistas

donde aparecieron las impresiones infinitas de imágenes de Buda 

eran series repetitivas de una misma imagen xilográfica 

organizaban los libros en rollos

- las hojas - el papel – otra concepción 

monjes budistas meditaban

afuera las hojas se movían

la montaña siempre la montaña 

unas líneas en el camino










todo esto son palabras

son días en una sucesión de palabras

palabras que no pueden tocar la realidad

a veces

se describe la higuera

se come el higo

se le da una probada de esto a otro

a veces

no se puede pensar en la higuera

sin palabras

unas imágenes que destruyen

la mirada

el ánimo

matan al pájaro

torturan

torturan - todo –

muelen a palos

a golpes

con la mirada

el jardín y los que estaban en él desaparecen

- entonces queremos olvidar la estupidez 

y aparecemos pájaros

y plantas de salvia 

bosques y montañas 

descansamos en el poema










después de haber estudiado

con numerosos maestros taoístas

vivió cuarenta años en la misma ciudad

nadie lo conocía

decía que su espíritu se había integrado a lo absoluto y su cuerpo disuelto en él 

raíces

hierba que crece

en unas páginas traducidas del chino

no encontré las palabras

     -yo          era parte de la mañana

                    de un pájaro

sólo un pájaro que cantaba

atravesaba las voces

un signo

un siglo

un sedimento

nunca silencio

no todo no nada

algo

                                 algo

quizá el viento













poemas

paisajes

países elevados

un lugar para vivir

la plenitud viene

abrazando tu poema







el libro impreso más antiguo

es el “Sutra del diamante”

permaneció oculto en una de las cuevas de Mogao en China 

hay fechas que indican días y años precisos de impresión y 

distribución

la cosa es que hace 1145 años fue autorizado

estampado 600 años antes de Gutenberg


un sutra es un texto que recoge las palabras de Buda 

todo consistía en memorizarlo

y luego en transmitirlo de generación en generación


monjes eruditos

pergaminos de cinco metros de largo

en las cuevas selladas de los mil budas

precipicios arenosos

pulpas vegetales

hojas pulpables

retirar la corteza de la madera

luego todo se tritura

el principio es siempre vegetal

para cualquier cosa divina

la hoja la no hoja

la escritura del poema











toda la oscuridad y la luz son palabras

no hay bosque sin árboles ni pájaros

hay sólo una memoria

alguien te leía sus poemas

y entonces aparecía

toda la vida de las cosas

la palabra y su poder

más caminos se abren

lugares para recorrer

personas que te esperan

esto que a veces parece no termina

viene de ahí

de eso

de esa voz

                     nítida

              tan nítida

una mano firme

una vida transcurrida

- hay dulzura en los maestros -

no olvidar lo aprendido

otra mano toca

tocará

siempre la hierba

haciéndola crecer

aún bajo la piedra









                                               De: La otra piedra en el poema





                                                                   A Omar


                                       las aves que se inclinan

                                  y dejan de hacer sus nidos

                               abren sus ojos complacidas

                             por el derrumbe no derrumbe

                                                               del sonido

                                                  cuando es tallada

                         esa piedra ligera en su montaña

                  -contemplada aún al cerrar los ojos-

                                                                           cae









Su belleza

la física

belleza de un poema

de un cuerpo

           un manantial

        un imán

    un desierto que se refleja en el sol

amar

la totalidad

los pies en la arena

la arena en el viento

la arena en la piedra

la piedra en tu mano









Salida al mar 

desde ahí los siglos

estamos hechos

de tiempo O amor

también la materia tuvo que salir al mar

                                                     del mar

de algún lugar

de la belleza











                                         El sabor está en la sal

                                                    La sal adquirida

                                                             El desierto

                                                                    El mar

                                                                La saliva

                                                              territorios

                                                                 terrenos

                                                                    tierras

                                                                      tierra

                                                                           Tú

                                                                            tu

                                         piel salada en la tierra









Las montañas abriendo

De un lado y otro

Sus formas


Días para caminar

Abrir la mano

Un círculo

Un pino

Un ave

pequeña

Recorriendo la rama

Rama verde fresco

Rama olor a encino

Rama agita nuevamente aquello

Que

Viene de lejos


Lo profundo

Todo se ve

Ave ave como única

Los ojos se posan como el ave se posa

Muchas ramas

Muchos árboles

Salimos a caminar


Algo detuvo


Una placa de metal

Minerales

Regiones lejanas

Manos que no se tocarán

Tocan la misma materia

Transforman

Un golpe

El fuego

Un golpe

Gestos

Movimientos

Fuego

Otro golpe

blanconegro

blancodorado

como rojo

Más cercano a la piedra que no tiene talla

Círculos de grandes piedras


Hoja de metal

Pigmentos

Miramos la tierra

Todo contenido en el hueco de la tierra

Calor









Paso del tiempo

Frío

Hasta que se toca

Capas y más que capas

El agua recorre superficies

El agua formando

Todas las arcillas

Ahora sólo es esta arcilla

Pienso muchas

Caminamos por ese costado del camino

De la tierra

Que se abre

Se cierra

Del blanco al caféoscuro

al grisoscuro-negro

Yo debería extender mi mano

Y estar contigo


Hoy

único día

Para ver

Para vivir

Sentir como la corteza cruje


Esto es una mancha

De pertenecer a algo


De eso se trata

De que alguien

Asome su mano

Pase su cuerpo


Platos de arena

Platos

Terracota

Tierra seleccionada

Todo hecho polvo

Platos como planicies

El plato está hecho como si no fuera un plato


Unos tabiques

Unas maderas

Para vivir


Un espacio


Construyen


Surcos de luz

Como pastos

Como pastos

En tu cuerpo


Óxido

El óxido y su belleza


Unas piedritas en la ventana

Un camino de tierra

Trazado por ti


Pasan los siglos

Todo esto está registrado

Un día

Una hoja

Un día

Un animal

Arena salvaje

Tierra salvaje

Más que la hierba

Más que la lluvia

Algo des componiéndose

¿Cómo se habla de esto?

¿Cómo se describe?

Un calcio

Una formación de


Tanto como una montaña

Inversa

Insertada hacia abajo

Todo tuvo que pasar

Ser polvo

Ser una masa

Cierta forma de metal

Polvo y fuego

Camino

Todo lo sin forma y bello

Eso es su forma

Hay un error

En querer ver en ello

una forma

No hay error

Tus manos traen

La otra piedra en el poema

Tu poema no termina

No podrá

No deberá

Terminar

Dibujas con tus manos

Dibujas con el agua

Un murmullo de pájaro escondido










Una niebla antes de recoger la hierba

Combustible

De nuevo el calor

Un acordeón de piedra

Una cumbre arrugada

la mejor casa


No es la belleza del tazón del té

Es el té

El sentarse

El saber que sus manos enrollaron la hoja

que cuidaron

para impedir la oxidación

Las máquinas no pueden hacer todo

Diferentes procesos

Las hojas

Las flores

La llegada del tiempo

La llegada del aroma

Respira

Se abre

Respira


Un poco de los ojos

Un poco de las manos

Un poco de los pies


Trabajo con muchachos de unos veinte años

Me ayudan a ver

Cierro los ojos

Aprenden sonidos

Cierro los ojos

Palabras

Cierro los ojos

Escriben

Cierro los ojos

No escriben

Cierro los ojos

En otra lengua

Cierro los ojos

Traducimos

Cierro los ojos

Nombres

de

Cierro los ojos

Frutas

Verduras

Especias

Hierbas

Cantidades

En nuestra mente

Cosas distintas

Cosas que se parecen








Cosas únicas

Compartidas


Lugares del recuerdo

Vienen ahora con su fuego

Tanto tiempo ha pasado


El tiempo es algo que veo

en el grosor de la roca

En el fresno

En las cumbres elevadas

El viento por la ventana

Mientras

Limpio el piso de mi casa

Un sonido

Un sonido de insecto

Un sonido de animal

Un sonido de viento contra la casa

Todo en el sonido

Huele a clavo

a tomillo

a cocina

Cocina donde como

En esa silla también

Mi espalda está dibujada

Abro los ojos

La sal

Las sales

contaminadas de todo

Un sabor

Un mar

Una laguna

En mis dedos la sal de guérande

Color gris claro por la arcilla

La mano que sacó los cristales

El país blanco -le dicen-

Arcilla salada

Salmuera


Flor de sal

Todas las flores

Todos los jardines

Jardines salvajes

De la tierra

Ahora

mi mano abrirá la puerta

en mi lengua el sabor del té

en mi lengua la saliva del tiempo

en mi lengua el tejido

en el tejido el tejido de todo

Piedra tosca

El poema no termina







                                                            De: Bosques




Escribía sobre un bosque de robles negros 

estuvo ahí

y desde ahí escribió sobre el bosque y la soledad 

había también un venado de cola negra en el poema me gustó su poesía

y también cuando hablaba de círculos de millones de 

             kilómetros y uno era

                            de flores esparcidas de mostaza amarilla

Nació al sur

vivió como 85 años vagando

Tenía una sonrisa el día que encontré su foto










            ¿Te dice algo el nombre de los siglos?

            siglo IX

—Buscar el instante perdido

                                                                         para mí

es como no buscar nada—


¿Lu Tung

Lu Yu?           —conocido como el loco del té—

¿o había otro que era el maestro del té?

                                                  —no lo sé—


escribió:

como recoger las hojas

—dijo—

algo importante del agua del río

y luego —habló— del color que da

                                              Cha-no-yu era algo así como la

senda del té


              eso pasó hace siglos

y pasa ahora

              recordar a Lu Yu

                                                  sumergir las hojas en el agua


me gusta

r escribir




ma maison                               mi casa

est au pied                               está al pie

de la montagne du sud           de la montaña del sur


el libro:

Le maître est parti cueillir des herbes

El maestro salió a recoger hierbas (o traduzcan como quieran)


son puros haikus

             que hablan de descubrir mientras se contempla


            el paisaje cercano a la casa


            el maître se describe


a mí me gusta el nombre del libro

y me imagino habitando esa casa ligera

saliendo de esa casa ligera

a recoger las hierbas

mientras el entorno y yo nos acompañamos


                  poder significar





       sous mon pinceau     la pronfondeur       de mille années


durante quince siglos o más (recopilados)


                                       la eternidad


                                                              termina a cada instante


adossé a un vieux                      apoyado contra un sauce

saule          

quelqu’un vend                          alguien vende 

des citrouilles                             calabazas amarillas 

jaunes


                                            el día pasa


bajo mi  pincel                    la profundidad                   de mil años


                              el siglo XIII


la alegría de imaginarlo

                                           siempre contra el sauce









Nadia Mondragón nació en la ciudad de México. Estudió la licenciatura en Lengua y Literatura Modernas Francesas en la UNAM. A partir del año 2018 es maestra y tallerista de dibujo y grabado infantil, así como también imparte el taller de textos teóricos y de reflexión artística para el público en general en el Taller la Imagen del Rinoceronte (TIR), taller enfocado en la enseñanza de artes plásticas para niños y jóvenes ubicado en la alcaldía de Tlalpan CDMX. Ha participado en diversas exposiciones colectivas de grabado. Hace escultura en cerámica desde el 2012. Escribe poesía y ha sido reseñada en antologías como el Anuario de poesía del FCE o un Orbe más ancho. 40 poetas jóvenes publicado por la UNAM. Es traductora especialista en el área del francés y también cuenta con publicaciones traducidas del portugués y del inglés, entre las traducciones destacadas tenemos dos libros publicados por la UNAM del poeta francés, Serge Pey Grand Prix National de Poesie 2017 y el libro del premiado poeta y periodista Eyal Megged. Colaboradora en diversas revistas de literatura y traductora de subtitulaje para películas en diversos festivales como FICUNAM. Imparte clases de francés desde el 2006, área donde ha elaborado material de apoyo para enseñar francés a través de la gastronomía.


Escrito por

Willy Gómez Migliaro

WILLY GÓMEZ MIGLIARO (Lima, 1968) Poeta, profesor de literatura y corrector de estilo


Publicado en

Poesía

Poesía en lengua española